Boda Durante COVID-19

Hay mucho que pensar cuando se planea el gran día de su boda, sin importar su fecha. Pero si stiene que planificar una boda durante COVID-19, tal vez se pregunte qué debería hacer. De esta forma podrá prepararse y planificar en base de que su boda se vea afectada.

 

Actualmente, tanto si planeas una boda en casa como en el extranjero, hay innumerables factores que se ven afectados. Entonces, todo puede variar dependiendo de la ubicación, la fecha, la cantidad de invitados y el viaje involucrado.

 

Vea más: Boda íntima

 

Sin embargo, en este punto, es seguro decir que cualquier boda en el 2020 se verá diferente. Ya sea que se celebre en una escala más pequeña o tal cual como lo has soñado. Pero la verdad es que el coronavirus ha afectado toda la industria de bodas.

 

Para ayudarle a prepararse para lo que debe hacer, le hemos dado una mirada más cercana al COVID-19. También, como está afectando la planificación de bodas en este momento y como hay que prepararse para los próximos meses. El mejor consejo que le podemos dar: manténganse informados y preparados para lo que sea. Tener una mente abierta para todo lo que puede pasar. Asimismo, si puede, contrate a un planificador de bodas que lo guiará y ayudará en caso de algún percance.

 

Y, sin importar su situación, es importante mantener su mente en el objetivo final. Cuide de usted. Honestamente, está bien llorar, estar enfadado o sentir muchas emociones a la vez. Su día llegará, y confíen cuando les decimos que será lo más sorprendente. Cuando todos podamos reunirnos y celebrar, no habrá nada más parecido.

 

A continuación, lo que necesitas saber sobre el coronavirus y la planificación de la boda, basado en cuándo y dónde dices “sí quiero”.

 

Qué hacer si ha decidido posponer

 

Ya sea que se vea obligado a posponer o decida hacerlo por precaución, es importante recordar que tiene opciones y que su equipo, y su familia y amigos estarán ahí para guiarlo en el proceso de posponer su evento.

 

Contrata a un planificador

Si no tiene un planificador, pide la ayuda de un experto con alguna consulta individual.

 

Revise sus contratos

Es mucho más probable que los vendedores trabajen con usted en un aplazamiento que en una cancelación. Empieza la conversación suavemente y evita el lenguaje obtuso.

 

Decide una nueva fecha

Este paso implica dos capas de hablar con su familia inmediata e invitados y sus proveedores. Recomiendo concentrarse en una temporada, en lugar de un día o un mes, para obtener los mejores resultados.

 

Espere tarifas extras

Prepárese para pagar cuotas extras o perder una parte de su inversión. A medida que esta pandemia continúa afectando todos los aspectos de nuestra economía, es probable que los locales y los vendedores se vuelvan más rígidos en sus políticas.

 

Muévase rápidamente

No es ningún secreto que el tiempo es esencial ahora mismo. Prepárense para moverse rápidamente. Otros clientes son su competencia aquí, ya que muchos están en el mismo barco. Esto requiere flexibilidad y optimismo.

 

Qué hacer si está considerando un aplazamiento

 

Al considerar el momento adecuado para tomar esta decisión oficialmente, hay muchas variables para tener en cuenta. Cada situación es diferente, pero en general, para permitir un proceso con mucho menos estrés, recomendamos que la decisión se tome aproximadamente entre tres y cinco meses después.

 

Aunque ese momento puede ser ideal, también puede no ser posible para usted dependiendo de la flexibilidad de sus proveedores.

 

Para tomar la decisión que es mejor para usted, su boda, y la seguridad de todos sus invitados, considera tomar los siguientes pasos.

 

Consulte con su equipo

Primero, hablen con todo su equipo creativo, su planificador de bodas, el lugar, el equipo de catering, los músicos, el equipo de video y fotografía, básicamente cualquier persona involucrada en el día. Tomen el pulso a un posible plan de respaldo y tengan fechas alternativas antes en caso de que las regulaciones o su perspectiva cambien. El objetivo es que todos sus seres queridos asistan sin peligro a su gran día para que todos puedan celebrar.

 

Reconozca sus prioridades

Cuando posponemos una boda, primero estamos determinando si el lugar y los hoteles pueden acomodar la nueva fecha. Después de eso, estamos llegando a todos los vendedores simultáneamente para ver si ellos pueden hacer lo mismo. Hay pocas posibilidades de que todo su plan y su equipo puedan llevarse a cabo sin ningún cambio, y deberá tener en cuenta las tasas adicionales que puedan estar asociadas al determinar si se pospone más adelante en 2020 o se traslada a 2021, pero en general se pretende que haya la menor cantidad de cambios y el menor impacto financiero posible.

 

Determinar los no negociables

Hable con su pareja y considere cuáles son sus no negociables, y cómo influirán en su decisión final. Por ejemplo, ¿está dispuesto a pasar de una boda en un salón de baile con 250 invitados a una boda en el patio trasero con 50 invitados? ¿Le parece bien no poder abrazar a tus invitados o bailar cerca de ellos? ¿Es imperativo que alguna persona mayor asista a su boda, como su abuela?

 

Considere a sus invitados

El lugar desde donde viajan sus invitados es definitivamente un factor enorme. Al igual que la disponibilidad del lugar, si sus huéspedes han hecho planes de viaje, debe pensar en cuánto tiempo necesitarán para hacer ajustes. Si sus invitados son principalmente locales, es probable que pueda tomar su decisión final más cerca de los tres meses. Pero es importante tener en cuenta que las invitaciones deben enviarse realmente a los tres meses para permitir un plazo de confirmación de ocho semanas antes de la fecha de la boda. Siempre recomendamos ocho semanas para permitir una producción sin problemas (disponibilidad de la decoración, la impresión de los materiales del día, la obtención de los regalos de bienvenida, etc.).

 

Su boda es planeada en Francia en el 2020

 

Debido a las restricciones de viaje y a la cantidad de viajes asociados a las bodas de destino en el extranjero, tener un plan de respaldo es imperativo para las parejas, sus familias y sus equipos creativos. No sabemos cuándo se permitirán de nuevo los vuelos internacionales y, aunque esperamos que sea pronto, el tiempo lo dirá.

 

Posponiendo en su destino original

Al reprogramar una boda de destino, deberá tener en cuenta el cambio de alojamiento de los invitados. ¿Ha firmado contratos de hotel y, si es así, le permitirán posponer todas las habitaciones a otra fecha? ¿Qué otros eventos están ocurriendo en la zona donde te vas a casar ese fin de semana? ¿Las tarifas seguirán siendo las mismas?

 

Eligiendo una nueva ubicación

Para estar preparados, consideren un lugar increíble como respaldo para una escapada de fin de semana o una semana de boda. También, un lugar que signifique algo para ambos, o para sus familias, en el que quizás no hayan pensado antes. En Francia pueden encontrar lugares hermosos donde podrán hacer una boda más íntima, como en un viñedo, en la montaña o en la playa.

 

Qué hacer si usted (o sus invitados) están reservando un viaje

 

Ya sea que reserve un viaje de luna de miel o pida a sus invitados que viajen para el gran día, las bodas implican cierto grado de viaje. Sabiendo esto, es importante entender las opciones de viaje tanto para usted como para sus invitados en los próximos meses.

 

Entender las políticas de cancelación

En primer lugar, cualquier persona con arreglos de viaje debe revisar diariamente los sitios web de los CDC y de la OMS y pedir recomendaciones a su propio médico. Más allá de esto, programen sus plazos de cancelación para tomar una decisión en el momento en que puedan perder un depósito (o más) en lugar de tomar una decisión inmediata cuando no se requiera y pueda no hacer ninguna diferencia financiera. Si desea hacer cambios, consulte con los hoteles o los socios de los cruceros sobre posibles exenciones o políticas flexibles que les permitan cambiar las fechas sin un costo adicional.

 

Considere el seguro CFAR

Si sus planes de luna de miel o de viaje van más allá de este verano, sigue adelante con los planes. Reserve los lugares a los que quiere ir, pero reserve políticas de cancelación flexibles. Si todavía está preocupado, consigue un seguro CFAR. Siga sus instintos.

 

Si estás planeando una boda en el 2021

 

Empieza ahora

Honestamente, ni siquiera considere el 2020 a menos que ya tenga profesionales que lo ayuden a pasar por esto. No la pena asumir esa incertidumbre y esa cantidad de estrés. Si está listo para el 2021, y en particular para la primavera del 2021, definitivamente tendrá que moverse rápido. Hay competencia de parejas del 2020 que están posponiendo, así que estamos viendo fechas y lugares que empiezan a irse rápidamente.

 

Contrata a su equipo de vendedores

Sus vendedores creativos están ansiosos por crear y celebrar parejas. Comparte las buenas noticias y céntrate en las cosas que puedes planear activamente ahora mismo: elegir la fecha correcta, contratar a tu equipo creativo, soñar despierto con cómo se verá y sentirá tu historia, escuchar música para tu lista de reproducción y soñar con divertidos cócteles para servir.

 

Haz una tabla de visión

Crea un tablero de Pinterest que esté más orientado a la vida real. Uno que se centre en el estilo de comida que le gusta, bonitos cócteles, flores vistas en la naturaleza, arquitectura y paisajes. Usa esta inspiración de la vida real para desarrollar el plan de diseño ideal para su gran día.

 

Sigue las cuentas positivas en los medios sociales

En una época de tanta incertidumbre, se recomienda seguir las cuentas (como @wedding_in_france!) para obtener inspiración e ideas. Muchos planificadores, diseñadores florales, tiendas de ropa, y locales están haciendo una misión de compartir la felicidad y consejos de planificación positivos.

 

Sé flexible

Este será un año es importante que sea muy flexible, ya sea con la fecha o con el lugar, y también con el número de invitados.

 

 

One Comment